Leyendo a través

Auscultando el papel

Aparecen suavemente unos símbolos

Que dan cota a palabras pacíficas

Usadas en un indeterminado idioma.

Se representan planos generales

Atravesados por cauces inquietos

Que enlazan gradualmente

Un documento impreciso.

Al primer instante de luz

La lectura suena a instrumento

Desafinado. Los modelos de sustitución

No tienen relación con ningún aspecto real.

Pero poco a poco, estos elementos van

Constituyéndose en artísticos

Revelando perfectamente un conjunto

Turgente y apasionado a los sentidos.

Music


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

miércoles, 24 de noviembre de 2010

PADRE DE AMOR

 "Dios es Amor" (1 Jn 4,16), significa no sólo que ama, sino que El es el amor mismo, viviente y sustancial. "Dios es amor" es la frase que refleja fielmente el amor de Dios. Por eso dice San Juan: "El que no ama, no conoce a Dios; porque Dios es amor" (1 Jn 4,8). Luego el amor proviene de Dios y es Él quien lo demuestra a cada persona otorgándole la capacidad de amar El siempre mora en una atmósfera de amor. El objeto fiel del amor de Dios es Jesucristo, y así lo expresa el Padre: "Este es mi Hijo amado, en el cual me complazco" (Mt 3,17). 
 Leemos en el libro de la Sabiduría: "'Amas a todos los seres, y no aborreces nada de lo que has creado". Y el Nuevo Testamento: “Dios demuestra el amor que nos tiene, porque cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros" (Rom 5,8). "Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo"(103,16).  

 El amor de Dios supera la comprensión humana y nos pone en una situación difícil de resolver. Sólo por la Revelación de su Hijo, comprendemos su amor a nosotros, los pecadores y nos demuestra la gratuita oportunidad de redimimos, "Quiere que todos los hombres se salven,y que vengan al conocimiento de la verdad" (1 Tim 2,4). "En esto se mostró el amor de Dios en que nos entregó a su Hijo para que vivamos por él. En esto consiste el amor de Dios: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados" (1 Juan 4,8).

 

 


video

 
 Pero ¿qué es lo que Dios ama para seguir siendo Dios? Porque si Dios ama algo que no sea El mismo, deja de ser infinito, pues, por serlo, no le falta ninguna perfección. Dios ama a Sí mismo como Sumo Bien y ama el bien suyo que hay en cada criatura. Algunos filósofos, acusan a Dios de egoísmo trascendental porque ama todas las cosas en orden a él mismo, ignoran la naturaleza del amor, e ignoran la condición de la perfección de Dios, que si amara algo que no fuera él como objeto primario, lo que amara, le faltaría a él y entonces ya no sería Dios; porque si Dios es infinitamente perfecto, en ese caso no lo sería, pues le faltaría la perfección que buscaría en otro ser. Por otra parte, egoísmo es amar buscando su bien propio sacrificando todo lo demás, pero Dios busca siempre el bien de todas sus criaturas y no puede amar en ellas más que el bien, la bondad; la verdad y la belleza que él les ha comunicado o les está comunicando.

(El amor de Dios: Padre Jesús Martí Ballester)