Leyendo a través

Auscultando el papel

Aparecen suavemente unos símbolos

Que dan cota a palabras pacíficas

Usadas en un indeterminado idioma.

Se representan planos generales

Atravesados por cauces inquietos

Que enlazan gradualmente

Un documento impreciso.

Al primer instante de luz

La lectura suena a instrumento

Desafinado. Los modelos de sustitución

No tienen relación con ningún aspecto real.

Pero poco a poco, estos elementos van

Constituyéndose en artísticos

Revelando perfectamente un conjunto

Turgente y apasionado a los sentidos.

Music


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

miércoles, 24 de agosto de 2011

El desertor

 El jefe de oficiales aseguró tajantemente a su superior que Von Cholthausen nunca había discutido una orden, por dura que hubiese sido.
- ¡Cuente con el para esa cena!. Concluyó con voz áspera y severa.
 Cuatro noches después, en Wurzburg, el jeep en que viajaba el general von Cholthausen franqueó los retenes de seguridad que protegían el cuartel general. El mariscal Murgdorf lo recibió en la penumbra de un espacio abierto frente al comedor. A su entrada gritó al centinela del vestíbulo el consabido saludo de “Sieg Heil Hitler”, y se precipitó hacia el interior. Apretando nerviosamente la gorra que llevaba en la mano, atravesó el recinto iluminado con arañas renacentistas, traídas del palacio de Luxemburgo expresamente para la ocasión.
 Con paso tembloroso se acercó a la mesa que le tenían reservada en un ángulo de la estancia y se sentó frente a una ventana estrecha y alargada. Sabía perfectamente que no debía hacer muchas preguntas acerca del significado de esa cita, pero se atrevió a formular una: ¿por qué se le había escogido a él para el mando de “Gran Paris”?.
- Porque sabemos que usted es capaz de realizar la tarea necesaria allí-. Le contestó su interlocutor.
Von Cholthausen contempló los ojos sin brillo del hombre que tenía ante el y, repentinamente, se dio cuenta de que no era la misma persona que había conocido el verano anterior. Su rostro cansado y macilento, mostraba un aspecto envejecido. Tenía la espalda encorvada, los hombros caídos, su mano izquierda oprimía con el puño a la mano derecha, para disimular un ligero temblor del brazo que le zangoloteaba el cuerpo.
 Pero lo que más le llamó la atención fue su voz: los ásperos gritos que tan a menudo había escuchado en la radio y que hace un año le infundieron tanto respeto y confianza, se debilitaban al finalizar cada frase, hasta convertirse en un débil murmullo.
 El Fürer había comenzado a hablar divagando sin tino acerca del pasado, sobre lejanos episodios de su carrera, de cómo fundó el partido nazi para darle a Alemania “ la maquinaria necesaria para guiar su espíritu combativo”.
 Su voz se elevaba y, por un instante, von Cholthausen creyó reconocer un eco del hombre que recordaba. Dijo que lo de Normandía solo era un contratiempo pasajero pero que pronto, con nuevas armas devastadoras, cambiaría el curso de la guerra.
 Saltaba inesperadamente de un tema a otro y se le acercaba tanto que el general empezó a parpadear ante la proximidad de su aliento:
- Decenas de personas han acabado en la punta de una soga, porque quisieron impedir que realizara mi destino.
 En las comisuras de los labios se formaban espumarajos de saliva, minúsculas gotitas de sudor le tachonaban poco a poco la frente, mientras hablaba, el cuerpo entero se le convulsionaba sin pensar.
- Llevaré al pueblo alemán, hasta la victoria final.
 Presa de escalofríos exabruptos se dejó caer en una silla. Tras un breve letargo, habiendo olvidado su reciente excitación, habló de nuevo:
- Usted será en Paris – dijo a Cholthausen- el terror de los apóstoles de la retaguardia, cuente para ello con todo lo que considere necesario.
 Sin embargo para entonces hacía mucho rato que el general ya no le prestaba ninguna atención. Tenía su mirada dirigida tras la oscuridad de la ventana, donde a penas se vislumbraba, sobre una remota pista de aterrizaje, las luces de un bombardero alemán.
 Luego contempló el elegante salón comedor que el Fürer mandara decorar con suprema exquisitez. Contempló a una rubia camarera que encendía ceremoniosamente varios candelabros de plata y volvió a mirar otra vez por el cristal.
 Más a lo lejos, a decenas de kilómetros de distancia entre un triángulo de luces intermitentes en el valle del Maine, divisó la zona de lanzamiento de la resistencia. El dictador erigió su copa con reverencial parsimonia y profirió exhibiendo su talante implacable:
- Por la ciudad de Paris ¡donde el pabellón alemán ondeará por mil años!.
 Pero von Cholthausen no brindó. Permaneció mirando por la ventana hasta unos segundos después que el dictador se hubiese marchado: “Todo un mundo –pensó con lágrimas en los ojos- media entre este elegante banquete y el infierno que hace unas horas he presenciado en Normandía”.

martes, 23 de agosto de 2011

Poema "Yo voy soñando caminos" (recitado)



ANTONIO MACHADO
Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!...
¿Adónde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero...
-la tarde cayendo está-.
"En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día:
"ya no siento el corazón".
Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.
La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea
se enturbia y desaparece.
Mi cantar vuelve a plañir:
"Aguda espina dorada,
quién te pudiera sentir
en el corazón clavada".

Música de fondo:Secret Garden ~ Songs From A Secret Garden

jueves, 11 de agosto de 2011

Alfonsina Storni


En el fondo del mar hay una casa de cristal. 
A una avenida de madréporas da. 
Un gran pez de oro, a las cinco, me viene a saludar. 
Me trae un rojo ramo de flores de coral. 
Duermo en una cama un poco más azul que el mar. 
Un pulpo me hace guiños a través del cristal. 
En el bosque verde que me circunda 
-din don... din dan- 
se balancean y cantan las sirenas de nácar verdemar. 
Y sobre mi cabeza arden, en el crepúsculo, las erizadas puntas del mar.________________________________

martes, 9 de agosto de 2011

Nueva entrada

Vengo de un viaje interior, de reparar este armazón que me sostiene, de luchar contra una herida que no cicatriza, que es pura llaga que me absorbe lo que circula por mis venas, que no es sangre sino vida. El instinto de supervivencia me reserva algo que no llego a ver. No puedo subir mas porque ya estoy arriba en mi propio cenit pero al contrario que a los astros, yo no relumbro, porque mi obra no esta afuera sino dentro, en el alma, en los azares. Ni nace ni perece. Una obra que no es edificada en piedra sino  en alma. Voy alzando mi obra con mis manos, que vive en mi mente como un sueño pensativo, sin perder su pureza.

viernes, 1 de abril de 2011

Otra vez Abril


Abril es la época del año que más me gusta. El tiempo es perfecto. Ni frío ni calor, si acaso esa ligera brisa que te hace acudir al abrigo de una chaqueta sobre los hombros. La versatilidad del clima te hace estar alerta ante ese inesperado chaparrón, que cae desprevenido y te empapa ensanchándote el alma bajo unos truenos que nos hacen recordar lo insignificantes que somos. Dice el refrán que “en Abril, dos horas de siesta es dormir”. Y es cierto. Al levantarme me voy a dar un paseo por el campo, cayendo la tarde, acompañada del silencio absoluto en el que oscilan lejanas las voces de las gentes del pueblo.
 Es como un baño de alivio al final de la jornada, ideal para recuperar el norte después del trasiego del día. Voy sumergida en mis pensamientos. También dice el refrán que “Abril es uno bueno entre mil”: otra verdad verdadera, ya se sabe que “lo bueno escasea”: Días de felicidad, ratos de esos en los que lloras de risa, noticias que te caen como un ramalazo, palabras de consuelo y sermones para espíritus dolientes que aún no se creen que valen más tal como son que amar un sueño, instantes que te hacen valorar la vida aún más si cabe. La fortuna de quienes traen al mundo una nueva vida, charlas familiares recordando pensamientos e historias de quienes más queremos y no están con nosotros.
 Y de regreso a casa, la satisfacción de volver a ver, como todos los días, a los más ancianos conversando en los bancos de la arboleda del parque, y de repente, ante ese atisbo de indulgencia y sabiduría en sus gestos, que sólo dan los años, pienso en mi padre que hoy cumple un año más de aliento y dedicación desinteresada y lloro, como si estuviera cortando cebolla, porque todavía no he sido capaz de comprender nada de la vida.
-Mamá, ¿qué hay para cenar?. La voz de mi hijo me golpea al cruzar la puerta de casa, como una bombilla que se enciende y me avisa de que ya es hora de despertar… que estoy aquí y estoy viva.
 Día a día saco fuerzas suficientes para luchar, no ya en lo físico, sino por lo mío, por lo que aprecio, para ser consecuente con lo que pienso, para ser fiel a unos principios propios y a unos ideales de vida que no serán únicos ni quizá los mejores, pero son los míos.
 No voy a seguir siendo un pez en este mundo continuamente a contracorriente conmigo misma porque es cansadísimo y es quimera. Es mejor la cabra que no es borrego y trepa y sube por los peñascos sin resbalarse, hasta con los ojos cerrados.

viernes, 25 de marzo de 2011

Genuinamente hablando

              "En la casa del matrimonio Rodríguez,
            él y ella están viendo televisión,
            sin cruzarse, jamás, una palabra,
            hasta el día en que se fue la luz.
            Entonces, él la miró al rostro y le dijo:
            “¿cómo está usted?
            Creo que no nos conocemos,
            mi apellido es Rodríguez.
            ¿Cuál es el suyo?”
            Y ella le dijo:
            “Yo soy la señora Rodríguez.
            Será que usted y yo somos...”
            De pronto, regresó la luz,
            volvió a funcionar la televisión
        y ellos no continuaron averiguándolo."
  En 1950 Eugène Ionesco en su obra La Cantante Calva parodiaba la irrupción del televisor en el hogar, en detrimento del diálogo familiar. En la actualidad el progreso ha barrido una vez más las fronteras de las distancias, y ha multiplicado las posibilidades de comunicación. Esta se ha transformado en una especie de ritual vacío, en mera cháchara banal y hueca, siempre desde lejos. Todos necesitan llamarse continuamente por el móvil, enviarse correos electrónicos, contarse lo que pasa o lo que hacen superficialmente. Mientras cada día más personas viven cada vez más solas y más incomunicadas. Incapaces de contarse sus  ilusiones, esperanzas, angustias y miedos, abiertamente, incapaces de aceptarse a sí mismos, se ocultan en cambio tras la lejanía y la ausencia de una frívola pantalla para contarse la gran mentira que necesitan creer. Absorbidos por una falsa identidad que, cuando caen las máscaras, queda reducida a cenizas. Subyugados por una apariencia inestable y efímera, plagada de sensaciones artificiales que les ofrece, virtualmente, la única posibilidad de experimentar algo verdaderamente auténtico.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Proverbio irlandés

Cuando de lejos veas venir una fiera, no esperes a saber si es perro o lobo. 
Prepárate para correr o luchar.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Proyecto de vida

Intentaba dilucidar
Lo que merecía ser respetado
A un grado visiblemente sensorial.
Buscaba alguna tradición local
U otro elemento importante
Que para nada existía.
Olvidó su honestidad
Tal como se la habían enseñado.
Dejó a un lado la integridad
Falsa, que le habían predicado,
Y recordó alguna ocasión
En que se enfrentara con coherencia
 A su entorno capital.
Pero no hay nada que inventar
Cuando no se desea hacerlo.
Cuando asumes la integración
Sin analizar la forma
sin ánimo de armonizar
lo nuevo con lo antiguo,
cuando temes perder el miedo
a las peores alusiones literales
que los mejores pensadores
jamás han hecho.
Cuando ello significa renunciar
A los más poderosos argumentos.

sábado, 12 de marzo de 2011

Deuda ingrata

 Es terrible el desastre humano de los fenómenos naturales. Sobrecogidos ante su magnitud, nos creemos con derecho a reclamarle a la Naturaleza una viabilidad sobre ella que no nos merecemos, por mucho que alardeemos de reconocernos defensores del Medio Ambiente y su inconmensurable belleza, realmente la Naturaleza no nos debe nada, en comparación con la gran deuda que tenemos con ella. 

viernes, 11 de marzo de 2011

Viento favorable

 Soy reacia a confesarlo, pero admito que llevo encontrándome de cara a la felicidad desde hace un tiempo. Mi pesimismo me lleva a desconfiar de estos generosos atisbos de positividad que, inesperadamente nos brinda el destino. También suelo negarme a admitir que estoy bien si no me aseguro primero de que voy a encontrarme mejor aún. Lo cual nunca sucede. Simplemente hay que poder ver que sí es muchísimo más cierto que los instantes intensos que sabemos efímeros, se saborean con más gozo. Como cuando tomamos un sorbito de sopa y pensamos en lo exquisita que está en ese preciso momento, sin preocuparnos del bocado que vendrá a continuación: hay que degustar lo que se tiene en el presente antes de irnos a lo que esté por venir.
 Así que quiero dejar constancia de la benevolente racha de valiosos acontecimientos que azota mi espíritu, para regresar a ellos cuando los vientos me sean desfavorables y nunca silencie esta brillante idea de que el gozo en medio de la adversidad, es posible.

sábado, 5 de marzo de 2011

La tarde pidiendo amor.
Aire frío, cielo gris.
Muerto sol.
La tarde pidiendo amor. 
(Nicolás Guillén)

sábado, 26 de febrero de 2011

Amantes


 Una sola idea
En cambio y movimiento,
Extravagante idea.
Una sola palabra.
Una sola mirada.
Una sola sonrisa.
Intrépida sonrisa.
Manzana prohibida.
Estructura en tensión.
Flecha de amor que traspasa
La secuencia de su obra:
Tu frente autodesdoblable
En la estrafalaria habitación.

 Y el encandilamiento púrpura
de la vivaz expresión
Muere en el detalle psicológico
Al decirle:”sólo fuiste una excepción”.

jueves, 24 de febrero de 2011

Sueño


Abandonas cualquier punto de contacto negativo.
Realizas un alejamiento simbólico al pasado
Y solo encuentras una superficie neutra
Que parece decir que los dos mundos no están
En contacto real.

La realidad visual aparece ignorada.
Entrecontienes el mito del interés
Por el entorno. Pero no puedes.
El enlace no enlaza en absoluto,
Simplemente procura mantener el sueño
Simulando que el enfrentamiento
Entre los mundos hostiles
No ha tenido lugar…
Nunca tuvo lugar…

viernes, 18 de febrero de 2011

Quiromancia


Alguien rezará por ti
cada día.
Te aspirará en el perfume de las rosas
para sentirse vivo.
Te llevará como a su sombra
a todas horas
contigo.
Te tragará con el aire
de cada suspiro.
Y te llevará como al viento
en su mano
en el fondo
del bolsillo.
Hasta te pensará como piensa
en Dios, buscando
tus principios.
Alguien que en tu mano
Ya está inscrito.

domingo, 13 de febrero de 2011


Martin Luther King:
"No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos".

sábado, 5 de febrero de 2011

La pasión según San Juan (J.S. Bach)


 Dicen que si Bach, o cualquier otro compositor, no hubiese compuesto nada más que La pasión según San Juan, o nada más que la Pasión según San Mateo (únicas que se conservan de las cinco que compuso), hubiese bastado para consagrarlo per secula seculorum. La asombrosa suma de inteligencia y expresividad, ingenio y sensibilidad, frescura y técnica, fluidez y elaboración, confluyen salomónicamente en la obra de Bach (1685-1750). Diez meses después de iniciar su tarea como Kantor de la Iglesia de Santo Tomás en Leipzig, Bach estrenó su Pasión según San Juan el viernes santo de 1724.
Esta obra depara el intenso, mediato y severo placer de una profunda inmersión en el universo bachiano.
 En su tiempo Bach fue más reconocido por su habilidad en el teclado y virtuosismo en la improvisación que como compositor, cayendo sus trabajos en el olvido poco después de su muerte. Fue su hijo Carl Philipp Emanuel Bach quien tuvo la paciencia, el entendimiento y la pasión de copiar, editar y salvar del olvido un gran número de sus composiciones que habían sido apartadas del repertorio de obras de la época (por considerarlas anticuadas y poco creativas). Cuando Mozart, encontrándose de viaje en Leipzig escuchó uno de los motetes de Bach, se postró de rodillas para contemplar las partituras que extendió ante él, se quedó extasiado frente a ellas y no se levantó hasta haber recorrido con su mirada todas y cada una de las líneas de las voces de esta composición musical, exclamando finalmente: «¡Por fin encuentro algo nuevo e interesante de lo  que puedo aprender!».
Otras citas sobre Bach:
“El Dios inmortal de la armonía” (Ludwig van Beethoven).
“El más estupendo milagro de toda la música” (Richard Wagner).
“Estudiando Bach se sabe todo” (Johannes Brahms)
“Cómo envidio a los felices hijos del Norte, criados en el pecho de Bach” (Giuseppe Verdi).
“Mozart nos dice que quiere ser humano, Beethoven que quiere ser Beethoven y Bach que le gusta ser el universo” (Douglas Adams).
“Yo votaría a favor de Bach, todo Bach, derramado hacia fuera en el espacio”. (Biólogo Lewis Thomas, sobre qué mensaje enviaría a una civilización extraterrestre).
“No todos los músicos creen en Dios, pero en Bach, todos”. (Mauricio Kagel).
«Al oír la música de Bach tengo la sensación de que la eterna armonía habla consigo misma, como debe haber sucedido en el seno de Dios poco antes de la creación del mundo» (Johann Wolfgang Goethe)
«Solamente hay un músico de quien los demás podríamos aprender algo nuevo: Johann Sebastian Bach» (Robert Schumann)
 «Esta semana he ido a escuchar tres veces la Pasión según san Mateo del divino Bach, y en cada una de ellas con el mismo sentimiento de máxima admiración. Una persona que -como yo- ha olvidado completamente el cristianismo no puede evitar oírla como si se tratase de uno de los evangelios» (Friedrich Nietzsche)
«La música le debe tanto [a Bach] como la religión a su fundador» (Robert Schumann)
«Es el amado Dios de la música, a quien todos los compositores deberían elevar una oración antes de ponerse a trabajar» (Claude Debussy)
«El principio y el fin de toda la música» (Max Reger)
«¡No es un arroyo sino un Océano!» [La palabra Bach, en alemán, significa arroyo] (Ludwig van Beethoven)
«Lo que Newton fue como científico, Bach lo fue como músico» (C. F. Daniel Schubart, S. XVIII)


lunes, 31 de enero de 2011

Vida.

Vida.
Todo es plena
Vida.
¿Cómo es posible concebir
Tanta vida?
Andar y andar,
Reír,
Avanzar, superar
Obstáculos.
Más vida, más vida.
Somos un todo corazón
Llenos de vida,
Manos que se mueven
Abstraídas,
Ojos para creer,
Cuerpo para pedir
Un amor,
Un sueño,
Una muerte. Es la vida.
No sabemos cómo ha anclado en nosotros
La vida,
Tanta vida.
Hasta que una vez
este corazón
rasgue la cortina
y vuelva a ser todo cuanto era
Antes de inventar la vida.

viernes, 28 de enero de 2011

Última iconografía


 Acercándose a la cima, se percibe
su forma redonda y relativamente discreta.

 A pesar de toda su antigüedad,
de que sufrió uno de los problemas crónicos de nuestro tiempo,
logró ser ella
sin perder la fuerza.
Demostraba respeto a su entorno,
expresando sus diferencias,
de modo que la confrontación
con los que la rodeaban, fue mínima.

  
  
A él, en cambio, lo hallaron muerto
un poco más adelante, en la misma calle…
su cuerpo, fragmentado por la columna,
cayó desde la altura de una cornisa.
 Fue la más cruda y desenfadada
iconografía de sus vidas:
ella y él, recubiertos de estuco amarillo,
en el fondo de un alto camposanto.

jueves, 27 de enero de 2011

La escalada

 






 Contrariada a lo que sucede
esta estructura se hunde
más y más todavía,
sin llegar a concebir
idea de expresividad.
Me pongo en mi lugar
explorando un espacio vacío
y sin salida al exterior.
Este cuerpo sin nada que ofrecer
sino búsqueda de lo que cree ser
y, ocupándose de verdades prohibidas
y sin el menor atisbo de guía
de cómo son o deben ser las cosas.
Quizás resulte pesado…
pero tiene vida
y es el comienzo…

Te debo este sueño - Rosana



Te busco en la noche,
Te encuentro entre sueños,
Te advierto que traigo desnudos el alma y el cuerpo...
Anclada en tus manos,
Me gasto en tus besos,
No hay nada, ni el aire más puro se cuela tan dentro...

... Y vamos volando sin alas
.... Y vamos restando silencios...
... Y si no me despiertas... Te debo este sueño.

Oh... A la luz del amanecer
Me voy despeertando y sigo soñando de tanto querer
Oh... A la luz del amanecer
Me quedo este sueño y sigo soñando que vas a volver.

Le vamos robando
Trocitos al tiempo
Y así comprendemos lo mucho que vale un momento...
Sentada en el aire,
Colgados del viento
Miramos el mundo que es distinto si tu no estás dentro.

... Y vamos volando sin alas
... Y vamos restando silencios...
... Y si no me despiertas...... Te debo este sueño.

Oh... A la luz del amanecer... 

miércoles, 26 de enero de 2011

¿A quién iremos?

 Cuando, considerando demasiado duro su lenguaje, muchos de sus discípulos lo abandonaron, Jesús preguntó a los pocos que habían quedado: «¿También vosotros queréis marcharos?», le respondió Pedro: «Señor, ¿a quién iremos? tienes palabras de vida eterna» (Jn 6, 67-68). Y optaron por permanecer con él. Se quedaron porque el Maestro tenía palabras de vida eterna, palabras que, mientras prometían la eternidad, daban pleno sentido a la vida.
Hay momentos y circunstancias en que es preciso hacer opciones decisivas para toda la existencia. En los momentos difíciles, en los momentos de prueba se mide la calidad de las opciones. Así pues, en estos tiempos de dificultad cada uno de nosotros está llamado a tomar decisiones valientes. No existen atajos hacia la felicidad y la luz. Prueba de ello son los tormentos de las personas que, en el decurso de la historia de la humanidad, se han puesto a buscar con empeño el sentido de la vida, la respuesta a los interrogantes fundamentales inscritos en el corazón de todo ser humano.
 Estos interrogantes no son sino la expresión de la nostalgia de infinito sembrada por Dios mismo en el interior de cada uno de nosotros. Así pues, con sentido del deber y del sacrificio se debe caminar por las sendas de la conversión, del compromiso, de la búsqueda, del trabajo, del voluntariado, del diálogo, del respeto a todos, sin rendiros ante los fracasos, conscientes de que nuestra fuerza está en el Señor, que nos guía con amor, dispuesto a acogernos de nuevo como al hijo pródigo (cf. Lc 15, 11-24).

lunes, 24 de enero de 2011

Poesía

Amar sensaciones de arrebato
para atraerlas a nosotros.
Abrazar una constante atención
a fundirnos con metáforas útiles.
Abrirse a expertas experiencias,
concebir momentos de euforia.
Expresar nuestro fervor
cuando el nexo emocional es posible,
poniendo empeño en buscarlo
con la adecuada armonía.
Expulsar lo vivido con desgarro...
... probablemente así, nazca una poesía.

domingo, 23 de enero de 2011

Pescadores de hombres

Pescadores de hombres ( Lucas 5:8-10)
 Jesús sabia cual era el tiempo de Dios y el lugar donde Dios obraría, y así lo hizo para enseñar que en la palabra de Dios es donde tenemos que buscar para echar las redes y poder sacar una pesca poderosa. La pesca tiene que ser grande cuando confías en Dios, y así tiene que ser con las almas ya que el propósito de este ejemplo es el comienzo de la preparación que iban a tenerlos Apóstoles para llevar las almas a Cristo. Dios en y con nosotros realiza su obra.  Aquellos que siendo llamados responden favorablemente, crecerán en el conocimiento íntimo de Jesús  al tiempo que  irán reconociendo cada día más, sus dones y  debilidades.
 Los bienes que tenemos, muchas veces nos atan esclavizándonos a su servicio. Uno puede incluso tener poco, pero igualmente alguna de sus posesiones puede tener su corazón esclavizado. Nosotros los clérigos, y en muchos casos viviendo pobremente, quedamos esclavizados a veces por la "posesión" de un libro sencillo. Los bienes en la cultura materialista, quieren ocupar el lugar de Dios, ellos según su lógica diabólica nos proporcionan; "felicidad","dignidad" e incluso le dan a nuestra vida "plenitud". De allí que en la cultura imperante, el hombre se mide por lo que tiene y no por lo que es. Este lenguaje aplicado a los efectos que producen en nosotros, es manipulado en favor  de los intereses que promueve la sociedad de consumo.
 Lo primero que debemos hacer es dejarnos amar por el Señor. No debemos poner resistencias. Debemos dejar que entre en nuestra vida, casa, trabajo y  estudio, su presencia iluminará todo de manera totalmente nueva.
 La barca  que el Señor confió a los "pescadores de hombres" es maravillosa, nuestro timonel en ella es Él. Tiene sus velas desplegadas en dirección del cielo y navega en mares tormentosos con la certeza de que arribará a  su destino. Ella es impulsada por el soplo del Espíritu Santo, que desplegando sus velas la introduce "mar adentro". La vela mayor lleva el cáliz y la patena,  la menor un nombre dulce, María. La Iglesia Católica es la nave que el Señor construyó sobre la roca de Pedro, para que sea a través de los tiempos el Arca de Alianza y Salvación.

FE Y RAZÓN (Diác. Jorge Novoa)

sábado, 22 de enero de 2011

El grito


 Quisiera dar un grito que se sintiera por toda mi casa y a través
De las ventanas, por otras casas del barrio y por todas
las calles del lugar.
Que lo oyeran en la ciudad más próxima, por toda la región.
Y lo escucharan todas las personas del país.
Que saltara de frontera en frontera, por todo el continente.
Y llegara a otros continentes.
Que rodeara la Tierra y saliera de la Tierra.
Que viajara por todos los planetas, que llegara a las estrellas.
Que pasara de esta galaxia a otras galaxias.
Que volara por otros universos.

  Y por el vacío que hay 
más allá de los universos.
Y por el vacío que hay 
más allá de ese vacío.

 Dios escucha de este modo 
el grito de todas y cada una de las criaturas del Planeta.
Y nos lo devuelve otra vez.
 Nos convierte en restos de la Tierra que vuelven a la Tierra.
Que no sabemos respirar más que odio 
y dolor.


 Y dormirnos pensando en un mañana 
mejor.

 Es terrible.
Gritemos todos juntos y, después, gritemos todos juntos.
¿Por qué no hacemos de la Tierra una rosa?
Una rosa.
Un Jardín de infancia.
Una rosa…